I Am Not a Serial Killer

John vive en un pequeño pueblo de la América profunda y dista mucho de ser un adolescente normal. Se le ha diagnosticado una serie de trastornos psicopáticos y reúne todos los desórdenes habituales de los asesinos en serie, como la falta de empatía o los impulsos violentos. Para colmo, su familia es complicada, trabaja en una funeraria y sufre bullying. Tiene todas las papeletas para acabar cortándole la cabeza a alguien en un mal día. Esa predisposición ha provocado que se sienta fascinado por los asesinos en serie, sin embargo le aterroriza la idea de convertirse en uno. Cuando empieza una oleada de crímenes brutales en su barrio no puede evitar sentirse atraído y usar sus facultades para tratar de dar caza al depredador.

Max Records (el niño de Dónde viven los monstruos) y Cristopher Lloyd (Doc en Regreso al futuro) protagonizan esta espléndida película a caballo entre el thriller psicológico y el terror “de autor”. A pesar de un sutil pero muy efectivo elemento fantástico, la cinta se enfoca hacia el estudio de personajes, con una dirección de marcado estilo nostálgico, pero sin caer en la cada vez más predecible moda retro ochentera.

I Am Not a Serial Killer busca sorprender desde las estampas más o menos costumbristas. Es un muy destacado ejemplo de ese tipo de terror que se esconde en lo cotidiano. Ya sabéis, el monstruo que habita bajo la piel de ese vecino que siempre saludaba. Toques de humor negro bastante retorcido hacen que se vuelva aún más impredecible una trama inteligente, que no pretenciosa, que consigue sorprender más allá de convenciones trilladas y referencias.

La película de Billy O’Brien es una propuesta arriesgada que aburrirá a unos y fascinará a otros tantos. Un filme extraño pero muy sugerente al que conviene acercarse a ciegas, sin prejuicios ni ideas preconcebidas. El resultado no es para todos los paladares, pero sí lo bastante arrollador como para no dejar indiferente a nadie.

I Am Not a Serial Killer

Comentarios

Por favor identifícate para comentar
avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.