Border

Tina es una chica especial. Tiene la inexplicable facultad de “oler” en las personas sentimientos como la vergüenza o la culpa. Esto la ha convertido en una inestimable agente de aduanas capaz de detectar a cualquier sospechoso. Este don, junto a su carácter amable y apacible, han permitido que se integre relativamente en la sociedad. Por otro lado, su apariencia deforme y ciertos impulsos peculiares la obligan a llevar una existencia infeliz y marginal, amargada por la sensación de que algo en ella no está bien.

Cuando se encuentra con Vore, un hombre con características físicas similares a las suyas, comienza a hacerse preguntas. ¿Quién es ese semejante? Y, sobre todo, ¿quién es ella? Convencida durante toda su vida de que su aspecto se debe a un defecto cromosomático, Tina inicia junto a ese extraño un proceso de autodescubrimiento turbador, pero también liberador.

John Ajvide Lindqvist, guionista de la extraordinaria Déjame entrar y autor de la novela original, repite rol en Border. El sueco firma un guión que a su vez se basa en un relato suyo, y nuevamente vuelve a dar en la diana con una historia a caballo entre la fantasía, el realismo mágico y el thriller nórdico. Resulta francamente envidiable su facultad para convertir lo grotesco en poesía, alumbrando unos personajes que rezuman humanidad por cada poro de su fealdad.

El director de origen iraní Ali Abbasi resuelve la trama a base de lirismo y precisión de relojero. Border es una lección de buen gusto, con la elegancia narrativa como bandera. Siempre va un paso por delante del espectador y plantea sus giros de guión de forma tremendamente efectiva (nunca efectista), mostrando sus cartas en el momento exacto.

Border

La cinta es una emotiva fábula sobre la aceptación y la necesidad de derribar los límites de la normalidad, pero posee la suficiente personalidad como para no caer nunca en paternalismos ni reducir su mensaje a un resobado “la belleza está en el interior”. Está por encima de eso.

Conmovedora cuando toca e inquietante cuando no te lo esperas, Border es una verdadera delicia que resonará con especial fuerza entre aquellos espectadores bendecidos con ese don de doble filo que es la alergia a los convencionalismos.

Comentarios

Por favor identifícate para comentar
avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.