Anthony Gonzalez, el alma máter de M83 desde que Nicolás Fromageau se bajó del barco, por fin ha conseguido que el sonido del grupo explote como una supernova después de seis años buscando una personalidad propia. Hurry Up We’re Dreaming, qué título más bonito y tan apropiado, es la culminación de un viaje lento pero con buen pulso que comenzó con la disolución del dueto y un brillante sucesor del genial Saturdays = Youth.

Desde Before the Dawn Heals Us, su primer disco como proyecto unipersonal (aunque con numerosos colaboradores de peso), M83 ha ido buscando un hueco para su música, a medio camino entre el pop etéreo y el synthpop ochentero más hortera. Durante este proceso se ha perdido la épica urbana de los primeros trabajos, con muros y muros de sintetizadores y guitarras ocasionales cercanas a Mogwai, a cambio de sonidos más reposados y evocadores.

Esta metamorfosis ha cristalizado en un extenso disco doble que evoca desde la nostalgia imágenes de fiestas de disfraces y vacaciones de verano. De un modo similar a lo que ha intentado plasmar Super 8 en el cine, Hurry Up We’re Dreaming se convierte en un emotivo retrato sonoro de la adolescencia, una delicada banda sonora para recuerdos de tiempos si no mejores al menos sí mucho más mágicos.

La cohesión del disco es casi de obra conceptual y resulta difícil desgranarlo canción por canción. No faltan los obligados hit-singles, como la demoledora Midnight City, pero la inclusión de numerosos interludios y piezas instrumentales más caprichosas como Raconte-Moi Une Historie, que incluye el delirante y tierno monólogo de un niño acerca de lo genial que es ser una rana, hacen que el disco deba disfrutarse como una obra completa.

Hurry Up We’re Dreaming es una de las sorpresas más agradables de finales del año pasado y un punto de inflexión para M83, un grupo-proyecto-persona-cosa que vuelve a demostrar que las etiquetas están para romperlas.

Comentarios

Por favor identifícate para comentar
avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.